Plazos y gastos de envío

Para nosotros es importante que quede satisfecho, por eso intentamos ser lo más precisos, rápidos y fiables posible desde el pedido hasta la entrega. De hecho, durante todas las etapas del proceso de compra se le facilita toda la información pertinente, desde la disponibilidad del producto hasta el método de entrega, para que el servicio que le ofrecemos sea completo al 100%.

 


 

Disponibilidad

En la página de detalles de cada producto encontrará siempre una indicación de si el artículo está en stock e información sobre la fecha de entrega prevista (que puede variar en función del método de pago elegido).
Los niveles de disponibilidad de un producto son:

  • Disponible: El producto puede pedirse inmediatamente y lo recibirá en el plazo de entrega indicado o puede recogerlo en uno de nuestros puntos de recogida de su elección.
  • En camino: Se trata de productos que están en preestreno o que están terminados y aún no han llegado. Puede pedirlo igualmente y se le enviará en cuanto el producto llegue a nuestros almacenes.

 


 

Plazo de entrega

En cada ficha de producto encontrará el plazo de entrega previsto.
Los plazos de entrega indicados se refieren a compras pagadas por adelantado con tarjeta de crédito, PostePay, PayPal.

Otras formas de pago, como transferencia bancaria anticipada y giro postal anticipado, pueden modificar el plazo de entrega, ya que el pedido sólo se tramitará cuando recibamos la confirmación del abono bancario. Por lo tanto, la fecha de entrega estará sujeta a la disponibilidad del producto en el momento en que recibamos la confirmación del pago.

 


 

Gastos de envío

Los gastos de envío se calculan en el momento del pedido en función del peso y el volumen del paquete. Excepto en el caso de los productos más voluminosos, es posible agrupar varios artículos en un envío y ahorrar en el precio final del envío.

Verá los gastos de envío directamente en el último paso de su pedido.

 


 

Procedimiento de recepción de mercancías – Transmisión del riesgo

Cuando enviamos un paquete por mensajería, existe la posibilidad de que llegue dañado a su destino. Los motivos pueden ser varios: el contenido puede ser frágil, el embalaje puede haberse hundido durante el transporte, un operario puede haber sido descuidado al manipular el paquete, etc. ¿Qué se puede hacer para protegerse de esta posibilidad?

De conformidad con el Art. 63 del Código del Consumidor, cualquier daño en el embalaje/envase de los Productos debe ser reclamado inmediatamente por usted poniendo la mención “RESERVA PARA VERIFICAR MERCANCÍAS POR …(indicar motivo)” en el documento de entrega recibido del mensajero.
La mención “RESERVA” le permite comprobar la mercancía incluso en una fecha posterior, ya que el mensajero, por ley, no le permite abrir el paquete hasta que usted haya firmado.
Queda entendido que, una vez que haya firmado el documento de entrega sin objeción alguna, no podrá hacer ninguna excepción con respecto a las características externas de lo entregado.

En caso de que el transportista sea elegido por usted fuera de los propuestos en el momento de la compra, el riesgo de daño y deterioro de los Productos se transfiere a usted ya en el momento de la entrega al transportista, excluyendo cualquier objeción relativa a las características externas de lo entregado. En este caso, cualquier reclamación deberá ser formulada directamente por usted contra el transportista.